Print

En el evangelio la semana pasada, escuchemos como Jesús le dio a Pedro las llaves al Reino del cielo. Las llaves representan la autoridad de Cristo para guiar la iglesia, perdonar los pecados, declarar la doctrina. En realidad, Pedro fue elegido para representar a Jesús en la tierra. Pero ahora enteramos de que Pedro se convirtió en el primero de los discípulos para tratar de impedir que Jesús hacer la voluntad de su Padre, su sufrimiento y muerte en la cruz para pagar por nuestros pecados. Pero, si Jesús no murió, no habría una resurrección de entre los muertos!

Tal vez, muchos de nosotros puede identificarse con Pedro: somos capaces de admitir que somos Cristianos pero en corto período de tiempo en el que es difícil vivir nuestra fe y nos sentimos la cruz, empezamos a ser débil. Podemos sentir que Dios nos engañó, que nos poco más de lo que podíamos masticar en seguir Cristo, que consiguió seducir por sus amorosas palabras y promesas. Pero luego las pruebas viene, la noche oscura de la fe, esos momentos en los que tenemos que elegir entre nuestro vida cristiana y nuestra manera mundana natural de entender las cosas...tal vez en la forma de las tentaciones de la carne (pornografía, adultero, drogas, ó alcohol). Puede venir el la forma de las burlas por tener moral cristiana en su escuela o en el trabajo o incluso por otros miembros de su propia familia o de su novio o novia. Que puede sacrificar su tiempo en el trabajo o otras cosas importantes para ir a la misa dominical y celebrar las días de precepto, sacrificar su orgullo para ir a la confesión, o pidiendo por perdón a alguien.

Si, la vida Cristiana no es fácil vivir, que implica sacrificio y sufrimiento. Significa recoger su cruz cada día para seguir Cristo. Como una nueva pareja después su boda que desde el principio disfrutan los buenos sentimientos de amor pero luego se sienten las cargas de compromiso, el sacrificio, los sufrimientos de malentendidos, las diferencias de las personalidades y metas en la vida, retos financieros, y el cuidado de los niños. Muchos matrimonios fracasan durante estos momentos difíciles. Pero cuando las parejas a aprender cómo abrazar los retos como su cruz, Jesús les da la gracia para ayudarlos y ellos aprenden a caminar día a día en sus pasos.

Ciertamente muchos quieren tentarnos no vivir la moralidad o seguir los pasos de Jesús. Dicen: “Es demasiado difícil, usted tiene el derecho dejar, nadie lo toma en serio no más.” Tal vez es amigos o hermanos o incluso otros miembros de su familia. Más que nunca, tienen buenas intenciones pero actúan como Pedro con Jesús, son una tentación de no hacer la voluntad de Dios. Es natural por nosotros como humanos pensar como hombres y no como Dios. Satanás fácilmente nos manipula para seguir las debilidades de la carne y no la sabiduría de nuestra fe. En realidad él nos está tentando a renunciar nuestra salvación. Que puede hacer? Reconocer las seducciones del mal y decir: “!Apártate de mí, Satanás!” Hacemos esto incluso si eso significa renunciar a ciertas cosas, ciertos acontecimientos, ciertas formas de diversión o entretenimiento, incluso ciertas relaciones poco saludables, o incluso si hiere los sentimientos de alguien que amamos.

San Pablo lo describe de esta manera: “[Los] exhorto a que se ofrezcan ustedes mismos como una ofrenda viva, santa y agradable a Dios....No se dejen transformar por los criterios de este mundo, sino dejen que una nueva manera de pensar los transforme internamente, para que sepan distinguir cuál es la voluntad de Dios, es decir, lo que es bueno, lo que le agrada, lo perfecto.” Esto es la descripción de la vida Cristiana! Es la descripción de su vida? ¿Está viviendo por la voluntad de Dios? Está ofreciendo su cuerpo como un sacrificio vivo a fin de seguir su plan, o está buscando por una manera más fácil? Quiero animarte a recoger su cruz y seguir siendo fieles a Jesucristo. Sí, es difícil, pero vale la pena: La amistad con Jesús aquí en la tierra y la promesa de vida eterna en el cielo.

Recientemente en Iraq donde miles cristianos han sido asesinados sólo por ser cristianos, hay una historia sobre un grupo de terroristas que entraron en un lugar y amenazaron a un anciano para convertir o matarían a todos en la puebla. El anciano dijo “no” y así que cada uno fue asesinado. Si el anciano hubiera negado a Cristo para preservar su vida él habría ensenado a todos los demás en su pueblo a hacer el mismo. Por eso su valiente acto fue un verdadero acto de amor a Dios y al prójimo. Jesús dice: “”De qué le sirve a un ganar el mundo entero, si pierde subida? Pues el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mí, la encontrará.”

¿Hay cosas en su vida que están tentadores usted para negar su fe cristiana? ¿Vale la pena que perder su vida eterna? Pero Jesús dice: “El que quiere venir conmigo, que renuncie a sí mismo, que tome su cruz y me siga.” Pedro lo tentó a Jesús a negar La Cruz. Imagínese si Jesús hubiera escuchado a Pedro y evitar la Cruz. Entonces no nos hubiera salvado. Como cristianos nos vamos a enfrentar las tentaciones similares. Tenemos que ser como Jesús y aprender a detectar las tentaciones de Satanás.

Es más fácil hacer su propia voluntad de hacer la voluntad de Dios, es más fácil pecar de evitar el pecado, es más fácil tener sexo de lo que es para preserver su virginidad, saltar a misa el domingo que ir, es más fácil de ver pornografía, usar malas palabras… Es más fácil decir que eres cristiano que vivir como uno, porque es más fácil hacer obras pecaminosas que hacer buenas obras. Pero Jesús dice: “El Hijo del hombre ha de venir rodeado de la Gloria de su Padre, en companía de sus ángeles, y entonces le dará a cada uno lo que merecen sus obras.” Al final seremos juzgados por nuestras obras. ¿Estás trabajando para Dios o trabajando para Satanás? Hay sólo dos opciones. Si, La Cruz es un trabajo duro porque la cruz es la vida Cristiana que llevamos por amor de Jesús. Si te caes levántate y recogerlo otra vez. La Gloria del cielo vale la pena. Amen.

En el evangelio la semana pasada, escuchemos como Jesús le dio a Pedro las llaves al Reino del cielo. Las llaves representan la autoridad de Cristo para guiar la iglesia, perdonar los pecados, declarar la doctrina. En realidad, Pedro fue elegido para representar a Jesús en la tierra. Pero ahora enteramos de que Pedro se convirtió en el primero de los discípulos para tratar de impedir que Jesús hacer la voluntad de su Padre, su sufrimiento y muerte en la cruz para pagar por nuestros pecados. Pero, si Jesús no murió, no habría una resurrección de entre los muertos!

Tal vez, muchos de nosotros puede identificarse con Pedro: somos capaces de admitir que somos Cristianos pero en corto período de tiempo en el que es difícil vivir nuestra fe y nos sentimos la cruz, empezamos a ser débil. Podemos sentir que Dios nos engañó, que nos poco más de lo que podíamos masticar en seguir Cristo, que consiguió seducir por sus amorosas palabras y promesas. Pero luego las pruebas viene, la noche oscura de la fe, esos momentos en los que tenemos que elegir entre nuestro vida cristiana y nuestra manera mundana natural de entender las cosas...tal vez en la forma de las tentaciones de la carne (pornografía, adultero, drogas, ó alcohol). Puede venir el la forma de las burlas por tener moral cristiana en su escuela o en el trabajo o incluso por otros miembros de su propia familia o de su novio o novia. Que puede sacrificar su tiempo en el trabajo o otras cosas importantes para ir a la misa dominical y celebrar las días de precepto, sacrificar su orgullo para ir a la confesión, o pidiendo por perdón a alguien.

Si, la vida Cristiana no es fácil vivir, que implica sacrificio y sufrimiento. Significa recoger su cruz cada día para seguir Cristo. Como una nueva pareja después su boda que desde el principio disfrutan los buenos sentimientos de amor pero luego se sienten las cargas de compromiso, el sacrificio, los sufrimientos de malentendidos, las diferencias de las personalidades y metas en la vida, retos financieros, y el cuidado de los niños. Muchos matrimonios fracasan durante estos momentos difíciles. Pero cuando las parejas a aprender cómo abrazar los retos como su cruz, Jesús les da la gracia para ayudarlos y ellos aprenden a caminar día a día en sus pasos.

Ciertamente muchos quieren tentarnos no vivir la moralidad o seguir los pasos de Jesús. Dicen: “Es demasiado difícil, usted tiene el derecho dejar, nadie lo toma en serio no mas.” Tal vez es amigos o hermanos o incluso otros miembros de su familia. Mas que nunca, tienen buenas intenciones pero actúan como Pedro con Jesús, son una tentación de no hacer la voluntad de Dios. Es natural por nosotros como humanos pensar como hombres y no como Dios. Satanás fácilmente nos manipulan para seguir las debilidades de la carne y no la sabiduría de nuestra fe. En realidad el nos está tentando a renunciar nuestra salvación. Que puede hacer? Reconocer las seducciones del mal y decir: “!Apártate de mí, Satanás!” Hacemos esto incluso si eso significa renunciar a ciertas cosas, ciertos acontecimientos, ciertas formas de diversión o entretenimiento, incluso ciertas relaciones poco saludables.

San Pablo lo describe de esta manera: “[Los] exhorto a que se ofrezcan ustedes mismos como una ofrenda viva, santa y agradable a Dios....No se dejen transformar por los criterios de este mundo, sino dejen que una nueva manera de pensar los transforme internamente, para que sepan distinguir cuál es la voluntad de Dios, es decir, lo que es bueno, lo que le agrada, lo perfecto.” Esto es la descripción de la vida Cristiana! Es la descripción de su vida? ¿Está viviendo por la voluntad de Dios? Está ofreciendo su cuerpo como un sacrificio vivo a fin de seguir su plan, o está buscando por una manera más fácil? Quiero animarte a recoger su cruz y seguir siendo fieles a Jesucristo. Sí, es difícil, pero vale la pena: La amistad con Jesús aquí en la tierra y la promesa de vida eterna en el cielo.

Recientemente en Iraq donde miles cristianos han sido asesinados sólo por ser cristianos, hay una historia sobre un grupo de terroristas que entraron en un lugar y amenazaron a un anciano para convertir o matarían a todos en la puebla. El anciano dijo “no” y así que cada uno fue asesinado. Si el anciano hubiera negado a Cristo para preservar su vida él habría ensenado a todos los demás en su pueblo a hacer el mismo. Por eso su valiente acto fue un verdadero acto de amor a Dios y al prójimo. Jesús dice: “”De qué le sirve a un ganar el mundo entero, si pierde subida? Pues el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mí, la encontrará.”

¿Hay cosas en su vida que están tentadores usted para negar su fe cristiana? ¿Vale la pena que perder su vida eterna? Pero Jesús dice: “El que quierea venir conmigo, que renuncie a sí mismo, que tome su cruz y me siga.” Pedro lo tentó a Jesús a negar La Cruz. Imagínese si Jesús

St. Bernadette Roman Catholic Church
101 South College Street
Cedartown, GA 30125
(770) 748-1517
Tuesday the 21st - Joomla Templates. © All Rights Reserved