“Estoy espiritualmente cerca de las víctimas de los episodios de violencia que estos días han ensangrentado a Texas, California y Ohio, en los Estados Unidos, que afectan a personas indefensas. Los invito a unirse a mi oración por aquellos que han perdido la vida, por los heridos y por sus familias ”. Sigamos orando por las víctimas y trabajemos para poner fin a la violencia, el odio y la división uniéndonos en Fe y difundiendo el amor de Jesucristo, el Salvador del mundo.

– P. Timothy Gallagher